La intención en el libro ¡Dios te Salve Juan Bautista! Una contribución sobre el Baño de San Juan de Corumbá – Mato Grosso do Sul siempre fue la de contar, visualmente, la historia de los elementos de la manifestación festiva impregnada por principios religiosos, mostrando los ritos y rituales, la devoción, la alegría y el ápice de la festividad, que ocurre con el baño del santo en las aguas del Río Paraguay. Se admitió, como prerrogativa de apoyo a la preservación, la construcción de un memorial tanto de las incertidumbres como la de aprehensión de una realidad.

Se estima que hay actualmente más de cien grupos de “fiesteros” del Baño de San Juan en la ciudad de Corumbá – Mato Grosso do Sul. Dichos grupos pueden ser identificados por sus nombres de bautismo, y todavía así, recibir apodos por referencia de la proximidad afectiva o de la localización geográfica: Comunidad Monte Castelo, San Juan de Doña María Paula, Arrayal de Ña Beré, de Ña Concha, Shá de Onza, de la Tienda Espírita San Juan Bautista, de la Tienda Espírita Ilê Afro Axé Orixá, de la Tienda Espírita Ilê Axé Ti Oxum Casa de Bendiciones de la Madre Oxum, de la Tienda Espírita Umbandista Caboclo Estrela do Norte, entre otros. Estas son algunas de las “comunidades fiesteras” que vienen a dar significado a los elementos constituyentes y destacados de ese patrimonio inmaterial que está siendo presentado mediante imágenes.

Por tanto, fue necesario, estar atentos a las explosiones de los fuegos artificiales, anunciando más un año del ciclo de rezos y/o de una festividad que iría a empezar en las “comunidades fiesteras”. Los artistas visuales participantes del proyecto atendieron rápidamente al llamado, en el que se incluyó la aceptación de la invitación para el desafío de la construcción de un trabajo cooperado. Buscando los elementos, tuvimos como objetivo resaltar el conjunto que forma la identidad ancestral de esa tradición. El Baño de San Juan de Corumbá que presentamos, se destaca por realizarse a partir de un estudio de los innúmeros grupos, tipos y religiones, así también por centralizarse en la fuerza de las relaciones de convivencias y de los compromisos religiosos de personas que protagonizan esa manifestación popular.

Aunque hubiere una pesquisa con guión sobre lo que se pretendía realizar, por algunos instantes los fotógrafos se dejaron llevar por lo inesperado para registrar mejor la festividad. Así, enfrentaron desafíos de poca luminosidad, ya que la mayoría de los rezos y festividades suceden por la noche. Así decidieron dispensar el uso del flash para no interferir en el ambiente. En estas condiciones aparentemente desfavorables, tanto técnicamente (iluminación), como de producción (la urgencia), ambas usadas como fuerza estética, se tornaron un cable conductor a lo largo del libro.

En ese momento, la posición de la tutelar fue siempre la de actuar en el sentido de la interlocución para resolver las incertezas y apreciar las convicciones de los fotógrafos, aunque estuvieren en desacuerdo con las propuestas de la tutelar. Una de las indicaciones fue el de identificar y realzar elementos que, además de estar ya predefinidos, estuvieren presentes, tal vez oscuros, o apareciendo de forma repetida, oposición o exclusividad, como por ejemplo los ritos y rituales que anteceden al baño del santo. La atmósfera de las “comunidades fiesteras” ora de día, ora de noche y el sincretismo religioso constante en algunas comunidades, las cenizas de las hogueras, las aguas del Río Paraguay, etc. Así, de esa forma, se destacaron los elementos que ya estaban levantados en el trabajo. Otras referencias se tradujeron apuntando los matices de la ciudad de Corumbá como un baluarte de ese patrimonio inmaterial.

Por lo tanto, hubo un compromiso con la forma de la expresión estética. No se trata de una pesquisa formal sobre el tema. La eliminación de leyendas fue parte de una decisión del equipo, que prefirió evitar la interferencia de la numeración de las páginas, descripciones minuciosas, y referencias en exceso.

Un diseño limpio e imágenes ricas de significante y lo que es obvio… ¡está todo ahí, a su frente!

Hélènemarie Dias Fernandes
Tutora